El pasado mes de enero se promulgó en CABA la norma que establece que las infracciones de tránsito tendrán una validez de 5 años, cuando antes era de 2 años. Como la ley no es retroactiva, afectará sólo a las infracciones cometidas a partir de 2017, y no a las anteriores. Para clarificar: si alguien cometió una infracción en 2016, ésta prescribirá en 2018. Si la cometió en 2017, prescribirá en 2022. Este es un dato clave a los efectos de la renovación de la licencia de conducir o de la venta de un vehículo. Por otro lado, hay que tener en cuenta que las infracciones no prescriben por sí solas: hay que presentarse ante el Controlador de Faltas para que las declare prescriptas.