Emma Mc Lennan es la titular de EASST (Eastern Alliance for Safe and Sustainable Transport), entidad clave en seguridad vial en Europa del Este. En esta entrevista exclusiva, nos cuenta sobre los desafíos de la región y sobre las medidas exitosas que se implementaron en los últimos años. Las similitudes con nuestro país son notables.

¿Cómo trabaja EASST?

EASST trabaja con organizaciones locales asociadas en la región para mantener la seguridad vial en la agenda pública. Eso hace que nuestro trabajo sea más sostenible, ya que ayudamos a construir la experiencia local y nuestros socios están allí para “mantener la vela encendida” para la seguridad vial durante todo el año. Ofrecemos pequeñas subvenciones para proyectos de mentoría llevados a cabo por nuestros socios, y al mismo tiempo aseguramos que su excelente trabajo tenga una audiencia global. También colaboramos con nuestros socios en la realización de proyectos de donantes sobre seguridad vial. Por ejemplo, acabamos de completar una auditoría de seguridad vial para un camino importante en Dushanbe, Tayikistán, y pronto comenzaremos una importante campaña de concientización sobre el cinturón de seguridad con nuestros socios, la ONG Young Generation of Tajikistan.

¿En los países donde EASST funciona,  se ha logrado la instalación de la seguridad vial en la agenda pública?

EASST trabaja en países donde la seguridad vial es un reto importante: en Europa del Este, el Cáucaso Meridional, Asia Central y algunos países de los Balcanes. En 2009, un informe del Banco Mundial describió a la región como “Death on Wheels” (muerte sobre ruedas), donde la debilidad de la capacidad de gestión de la seguridad vial, las carreteras deterioradas, los vehículos inseguros, el mal comportamiento de los conductores y la aplicación desigual de las leyes de seguridad vial se han combinado con un crecimiento exponencial del número de vehículos. En promedio, las lesiones en carretera y las tasas de mortalidad en estos países son tres a cinco veces más altas que en el Reino Unido, donde vivo.

¿Cómo contribuye EASST a construir una conciencia social al respecto?

Me complace decir que desde que se publicó el informe del Banco Mundial, se han producido mejoras importantes en algunos países y hay una nueva conciencia de la importancia de la seguridad vial en toda la región. Por ejemplo, los diez países del CAREC (Cooperación Económica Regional de Asia Central) acaban de publicar una ambiciosa estrategia regional de seguridad vial que, si se aplica plenamente, será transformadora y salvará muchas vidas (http://www.carecprogram.org/uploads/ Docs / CAREC-Publications / 2016-CAREC% 20Road% 20Safety.pdf).

Países como Moldavia han tomado medidas drásticas para mejorar la legislación de seguridad vial, la aplicación de la ley y construir carreteras más seguras  y han logrado reducir las muertes en las carreteras en un 35%. Las mejoras pueden suceder y felizmente cada país está haciendo nuevos esfuerzos.

 

¿El alcohol es el principal asesino en las carreteras del Este?

El alcohol es un asesino importante. Utilizando de nuevo Moldavia como ejemplo, según encuestas Moldavia tiene el consumo de vino más alto por persona en el mundo junto con las dos bodegas de vino más grandes, ambas listadas en el Libro Guinness de los récords mundiales. El vino es la principal exportación agrícola del país, y la cultura moldava es ciertamente muy amigable con el vino, produciendo algunos vinos de clase mundial y deliciosos. Pero la buena aplicación de la seguridad vial desde el 2012 ha llevado a una caída sustancial en las infracciones de conducción bajo el alcohol. Su estrategia de aplicación de las “Noches Blancas”, en virtud de la cual TODOS los automóviles son detenidos en un área elegida al azar y los conductores son testeados, combinado con buenas campañas públicas que alertan sobre la conducción en estado de embriaguez, ha llevado a una caída sustancial en el porcentaje de conductores por encima del límite. Cuando “White Nights” fue presentada por primera vez, la policía encontró que el 11% de los conductores, en promedio, conducían mientras estaban borrachos. Ahora ha caído a alrededor del 1%.

Según Jean Todt, presidente de la FIA, Rusia ha hecho mejoras impresionantes y puede convertirse en un líder mundial en seguridad vial. ¿Puede destacar las medidas clave?

En el momento de la Conferencia Ministerial de Moscú de 2009, la Federación de Rusia se enfrentaba a un importante reto demográfico en el tratamiento de las muertes en las carreteras, perdiendo unas 35.000 personas al año por colisiones. Para el año 2013 ese número había caído a 27.000,  aún inaceptablemente alto, pero una mejora sustancial en un corto número de años. La voluntad política es quizás el elemento más importante en una exitosa estrategia de seguridad vial. El gobierno ruso ha hecho de la seguridad vial una prioridad y, como resultado, ha logrado algunos resultados impresionantes. Han mejorado la gestión nacional de la seguridad vial con un importante consejo nacional de seguridad vial, Introdujo una fuerte aplicación de toda la legislación sobre seguridad vial y proporcionó una serie de campañas de seguridad vial muy persuasivas y anuncios en los medios rusos. Estoy orgullosa de que nuestro socio de EASST, la Seguridad Vial de Rusia, ha desempeñado un papel importante en el desarrollo de campañas de concientización pública imaginativa, ganando regularmente premios por su trabajo.

¿Cómo sigue el camino de EASST?

La seguridad vial sigue siendo un desafío importante en los países donde EASST funciona. Sin embargo, he visto mejoras cada año, y la situación es esperanzadora. En algunos países con registros de seguridad vial mucho mejores – por ejemplo el Reino Unido – hemos visto un deterioro en los últimos años. ¡Mi mensaje a todos es que el trabajo NUNCA se hace! La seguridad vial requiere un compromiso de recursos, talento y energía política todo el tiempo. Pero la recompensa para todos los países es tener menos vidas destruidas, y un costo muy reducido para nuestro bienestar económico y social como resultado.