Una y otra vez, las noticias sobre muertes en siniestros de tránsito ocupan un espacio considerable en los medios de comunicación. Es lógico que esto suceda en un país como el nuestro, en el que 20 personas pierden la vida a diario por esta causa.

Dos casos recientes shockearon a la sociedad. En uno de ellos, 15 jubilados murieron y casi 50 sufrieron heridas cuando el micro de turismo que los trasladaba desde Mendoza hacia las Termas de Río Hondo volcó en un cruce de rutas no señalizado en el sur de Tucumán. Más cerca en el tiempo, hace apenas un par de días, una chica de 25 años murió al salir despedida de la camioneta conducida por su novio alcoholizado, en Mendoza.

Al repasar los informes de prensa sobre estos casos se observa, entre varias otras causas concurrentes, una que a esta altura resulta insoslayable: la falta de uso de cinturón de seguridad. Los pasajeros del micro no los tenían puestos pese a que esto es obligatorio desde hace 14 años, como tampoco la joven que murió en Mendoza. Pero no son casos excepcionales: en la Argentina solamente se lo abrocha el 55% de los conductores, el 42,8% de los acompañantes y apenas el 19,9% de quienes viajan en el asiento trasero, según datos oficiales de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

El cinturón de seguridad es el principal sistema de protección en el auto. Su uso salva miles de vidas al año en todo el mundo. En la Ciudad de Buenos Aires, no colocárselo implica una sanción de 100 UF ($2.140). Las siguientes son algunas claves a tener en cuenta:

1- Ponerse el cinturón de seguridad es obligatorio en todos los asientos. Tanto el conductor como sus acompañantes deben estar sujetos desde el principio hasta el final del viaje: es la única manera en que, si se produce un siniestro vial, se evitarán o minimizarán las lesiones. Adelante y atrás, todos con cinturón. ¿Cómo colocárselo?  Hay que ponérselo sobre la clavícula y el pecho y por la cadera, a la altura de la pelvis, evitando que presione la parte alta del abdomen.

2.- Si hay un choque o vuelco, el cinturón de seguridad evita que los ocupantes se golpeen con el interior del auto, que lastimen a los otros pasajeros o que salgan despedidos del vehículo, lo que en la mayoría de los casos es mortal. También ayuda a evitar lesiones en caso de una frenada brusca.

3.- Para que el cinturón funcione, hay que mantener una postura correcta. Por ejemplo, si el acompañante se lo pone pero se desliza en el asiento hacia abajo, o si en el asiento de atrás alguien se acuesta con el cinturón abrochado, la protección se dificultará.

4.- El airbag no reemplaza al cinturón: actúa de forma suplementaria. ¿Qué ocurriría si se activara el airbag sin cinturón? Los pasajeros se irían hacia adelante con mucha fuerza y velocidad y chocarían con la bolsa en proceso de inflado, un golpe muy duro que podría producir graves lesiones. La retención del cinturón hace que el cuerpo golpee contra el airbag cuando éste está totalmente inflado.

5.- No hay que utilizar pinzas para limitar la tensión del cinturón de seguridad y que no apriete. En caso de ser necesario el cinturón no se tensará y no protegerá al usuario.

6.- Hay algunos mitos sobre el cinturón de seguridad. Quizás el más difundido es el que señala que puede ser una trampa mortal si el auto cae al agua. También es falso: no sólo porque la probabilidad de que esto suceda es bajísima, sino además porque el impacto contra el agua a alta velocidad puede ser letal si no se lleva el cinturón colocado.

7.- Hay quienes dicen que obligar el uso del cinturón es atentar contra la libertad personal, ya que eventualmente se perjudica sólo quien no lo usa. Al igual que con el casco, la Justicia ha determinado que el Estado tiene la obligación de minimizar daños, tanto del conductor como de terceros, ocupantes o no del vehículo, y de la comunidad toda (gastos por asistencia médica, etc.), por lo que la libre determinación individual cede ante este mandato.

8.- Las mujeres embarazadas deben usar el cinturón de seguridad: es la mejor manera de proteger al bebé cuando viajan en auto. Es muy importante llevarlo de la forma correcta: entre los senos y lo más bajo posible sobre las caderas, nunca cruzado sobre la panza.

9.- El máximo de personas que puede viajar en un vehículo se corresponde con la cantidad de cinturones que éste tenga. Si hay 5 lugares con cinturón no puede ir nadie más: ni a upa, ni encimado, ni en la caja de las camionetas. Los bebés y los chicos hasta 12 años o que tengan una altura menor a 1,35 metro deben viajar atrás en su sillita especial.

10.- Para viajes en micro de larga distancia es obligatorio usar el cinturón de seguridad. ¿Quién controla eso? La realidad es que nadie lo hace, y se aduce que es complicado hacerlo. Como argumento es débil: en los aviones, el personal de a bordo se encarga de fiscalizar la utilización y todos los llevan colocado. Quizás una norma que haga responsable solidaria a la empresa por la inconducta del pasajero podría motivar que choferes y acompañantes sean más celosos en velar por el cumplimiento de esta regla. O una alarma sonora por cinturón desabrochado, como en los autos, haría que el resto de los pasajeros se sumara al control.